Esguince de rodilla: qué es y cómo tratarlo

Esguince de rodilla: qué es y cómo tratarlo

1. ¿Qué es un esguince de rodilla?

Un esguince de rodilla es una lesión de uno o varios ligamentos de la rodilla. En la rodilla existen 4 ligamentos fundamentales:  ligamento lateral externo, ligamento lateral interno, ligamento cruzado anterior, ligamento cruzado posterior. La lesión puede ser parcial o completa y se clasificará para un tratamiento adecuado.

2. ¿Cómo se produce?

Los esguinces de rodilla suelen estar causados por la flexión o torsión de la rodilla cuando el pie está apoyado firmemente en el suelo. Al practicar algunos deportes como el fútbol, baloncesto o el esquí, un traumatismo puede provocar un movimiento más allá de los límites anatómicos de la articulación. Cualquier gesto que implique una caída o un impacto pueden provocar en la rodilla un movimiento de torsión mientras que el pie permanece bloqueado. Ocasionalmente el esguince de rodilla asocia otro tipo de lesiones en el cartílago, meniscos…

3. Síntomas

Los síntomas dependen de la severidad de la lesión, los más habituales son dolor e impotencia funcional, derrame articular con inflamación, disminución del movimiento y rigidez, inestabilidad al andar…

Para un buen diagnóstico hace falta explorar bien la rodilla y normalmente se pedirá alguna prueba complementaria que variará según los signos encontrados: radiografía, ecografía , resonancia magnética…

4. Tratamiento

El método RICE es un tratamiento básico inicial que se puede utilizar en el caso de sufrir un esguince hasta que un  profesional examine la lesión con profundidad. El método RICE es sencillo de recordar y podemos aplicarlo precozmente, se denomina RICE por sus siglas en inglés: Rest (Reposo) Ice (Hielo) Compression (Compresión) y Elevation (Elevación).

El tratamiento específico del esguince de rodilla depende de su grado de severidad y de los ligamentos que estén comprometidos:

• Ligamentos laterales medial y lateral: reposo, hielo, antiinflamatorios y en algunos casos requiere el uso de un estabilizador como una rodillera. Con menos frecuencia precisan cirugía aunque será controlado por el médico para una adecuada curación.

• Ligamentos cruzado anterior y posterior: dependiendo de la edad, las actividades que realiza el paciente y si presenta posteriormente inestabilidad de rodilla, el tratamiento  puede ser quirúrgico.

La fisioterapia es fundamental para la recuperación de las lesiones de rodilla y especialmente en los esguinces, una vez que se controle el dolor y se recupera el balancer articular se podría iniciar  un trabajo adecuado de fortalecimiento y propiocepción dirigido a una función adecuada de la rodilla. El trabajo posterior de readaptación funcional permitirá una respuesta óptima de la articulación lesionada a situaciones más exigentes.

5. Prevención

Para la prevención lo ideal es mantener un buen estado de forma,  y especialmente deberemos tonificar la musculatura de la rodilla  y resto de articulaciones y realizar ejercicios de propiocepción.

En muchas ocasiones se realizan determinados deportes de   manera esporádica  sin una buena base de manera que sometemos a nuestro aparato locomotor a ciertos riegos que podemos evitarlos con una rutina de ejercicio específica para cada uno. El uso de un calzado y material adecuado en cada disciplina deportiva es fundamental.

6. Consejos

Para evitar lesiones articulares en la rodilla recomendamos el control del peso corporal evitando el sobrepeso, realiza ejercicio-entrenamiento con precaución, mantener un buen tono muscular, elegir el calzado adecuado , recurrir a ortesis-rodilleras en determinadas ocasiones bajo control médico y no retornar a la actividad física sin el visto bueno de profesionales.

Fuente: https://traumamodern.es/2019/04/28/esguince-de-rodilla-que-es-y-como-tratarlo/

Deja tu comentario