¿Practicas ejercicio con regularidad?….. CUIDA TU CORAZÓN!!!!!

¿Practicas ejercicio con regularidad?….. CUIDA TU CORAZÓN!!!!!

 

La MUERTE SÚBITA CARDIACA (MSC) tiene mayor prevalencia (de 2.5 a 1) en los jóvenes deportistas que en los sedentarios. Autores de referencia entre ellos Corrado, publican que más del 90% de las muertes súbitas están relacionadas con el ejercicio, durante o después de finalizar un entrenamiento o una competición, concluyendo que el deporte es un factor de riesgo en aquellos atletas afectados por una enfermedad cardiovascular predisponiéndolos a sufrir arritmias ventriculares durante su práctica activa.

El ejercicio físico intenso implica en un individuo que padece anomalías cardiovasculares un mayor riesgo de sufrir MSC, debido a la sobrecarga de trabajo en el corazón, por volumen o intensidad, y al estrés generado en el sistema cardiovascular por el aumento del flujo, presión sanguínea y la temperatura corporal, incrementando consecuentemente las necesidades del miocardio (músculo cardíaco) de oxígeno.

El límite por encima del cual el ejercicio pasa de ser moderado (aquel que se puede mantener como mínimo durante una hora) a intenso (no se puede mantener una hora sin disminuir la intensidad o parar) podría ser aquel que hace aumentar bruscamente la producción de hormonas de estrés, incrementando el riesgo de tener un accidente cardiovascular
.
Además, todo ejercicio que implique competición deriva en posible ejercicio intenso; pues: se practica a intensidades elevadas, se produce el agotamiento en menos de una hora y aunque el deportista pueda mantener la intensidad más de una hora, hay momentos en los que su ritmo incrementa, añadiendo un mayor estrés psicológico y una repercusión mayor en el trabajo cardíaco por aumento de las hormonas del estrés.

Ya sea dinámico o estático, ambos tipos constituyen un factor de riesgo por: incremento del movimiento rítmico de la musculatura, con el consiguiente aumento del ritmo cardíaco y volumen sistólico, aumentando la contracción del ventrículo y la presión arterial, modificando la demanda de oxígeno por el miocardio: por incrementos de la frecuencia cardíaca, la tensión de la pared muscular del corazón y la contractilidad del ventrículo.

El volumen excesivo también es determinante por dar lugar al agotamiento teniendo mayor riesgo de padecer muerte súbita durante la práctica del ejercicio.

No dejes de controlarte, no dejes de revisarte si eres deportista, entrenas con regularidad y más aún si compites. Tu salud cardiovascular debe estar al día, y qué mejor manera de hacerlo que poniendo tu club y equipo en manos de masQsano y sus métodos de evaluación para chequear tu estado médico.

Dr. Pablo Berenguel
Director Médico masQsano

Deja tu comentario